Lunes, 01 de junio de 2009

Como cada año hoy comienza el mes de Junio y después de un mes de Mayo descontrolado, en Ourense luce un radiante sol.

Ourense, ciudad de derechas por naturaleza, con una mentalidad caciqueña y bochornosamente decantada por el boto de los mayores y sus consecuencias.

Este mes de junio es algo diferente. Los que tenemos hijos estudiando en el colegio Padre Feijoo, vemos con asombro las nomas tomadas por la dirección. Normas que se hacen de un modo transparente y democrático. La directora y algún macaco con poderes.

Nuestro hijos, tienen clase por la tarde y han de asistir bien uniformados. Esto para algunos puede no tener importancia, para profesores y una gran mayoría de padres es sencillamente un putadón.

Ni una carta, ni reunión, nada.

Otro mes de idas y venidas, gastos de comedor, nuevo cambio en las reservas de actividades,etc. etc... ¡Igual mi hija se vuelve más inteligente estos 15 días!

¡Oye! ¿quien sabe? Con una temperatura de 40º, viendo los demás colegios cerrados, los alumnos y amigos disfrutando de la piscina y súper motivados por unos profesores que piden a gritos un psiquiatra. Desde luego, soy un mal pensado y un desagradecido.

Lo que más me toca los beolos es la manera, el trato, la desconsideración hacia los jóvenes en la ciudad de Ourense.

Sabido es que, el ocio o cualquier tipo de iniciativa para los jóvenes es inexistente, impensable en esta ciudad. Mas bien son una molestia.

Otra idea maravillosa, en esta preciosa ciudad del Miño, es la prohibición del uso a los menores de sus maravillosas charcas públicas.

Los motivos hacen alusión de la peligrosidad para la salud de estas aguas para los menores.

La edad se valorara según el grado de molestia que ocasionen.

Son casi 12 años los que llevo en Ourense y tan solo se de dos casos lamentablemente fatales.

Uno en las charcas de pago, que dicho sea de paso, evitaron por todos los medios la publicidad y el otro, no se realmente donde ocurrió.

En ambos casos se trataba de gente de edad.

Cuando voy a las charcas, según a cual, es imposible evitar la risa.

Recuerdo hace años que se nos apedreaba por hacer topless, ¿se imaginan a los de las piedras haciendo lo propio?

Han pasado los años y quien ya era algo más mayor de aquella, hoy es abuelo.

Pues sí, las charcas milagrosas están tomadas por estos viejos, en porretas, pero viejos con muy mala leche.

Las charcas son llevadas por ellos. La temperatura a base de agua fría, es casi refrescante, como el baño de casa.

Toman posesión de las charcas y es raro verlos salir. Si bien los servicios están lejos, ¡hombre, no me jodan! ¿para qué está el río?

Pues sí, solo faltaba que nuestros hijos no puedan disfrutar del río. Las charcas, me la chufla, la imaginación al ver tal panorama te juega malas pasadas. Y si alguien va buscando propiedades, le voy a dar un consejo: las charcas en las que no hay gente, suelen estar calientes (mucho) pero son relajantes y con contrastes del agua del río, son estupendas para la circulación.

Por contra, aquellas que están abarrotadas tienen tanto cloro y tanta imaginación como uno quiera echarle.

Mi barrio se llama La Carballeira, tenemos una cancha y un parque, el resto son pisos. Esta previsto quitarlas y hacer una carretera (dicen que inicialmente subterránea) dejándonos sin un triste sitio donde jugar, pasear, charlar, hacer deporte o simplemente tirarme un pedo.

¿Quien será el cabeza pensante de todas estas chapuzas? Posiblemente los mismos que envían a la grúa o poner multas a un pequeño y apartado barrio.

Bueno como se dice en Galicia: "Imos de carallo"

 

 


Tags: Ourense, pedo, charcas, Padre Feijoo

Publicado por rafaourense @ 17:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios